Riesgos laborales en los restaurantes

5 enero, 2015

En un restaurante como en todo trabajo pueden correrse riesgos laborales y darse accidentes laborales que vayan desde un simple corte a una seria quemadura. Por ello es básico como en todo negocio contar con abogados laboralistas y especialistas en empresas como este gabinete de abogados en Sevilla, para tener todo bajo control en nuestros restaurantes.

Por accidente de trabajo se entiende cualquier incidente que ocasiona lesiones, incapacidades o incluso la muerte de una persona a causa de su trabajo o que suceden en este espacio. En cuanto a riesgos laborales, son los hechos que pueden ocasionar estos daños, así como las probabilidades de que puedan darse en nuestro lugar de trabajo. Ante esto la prevención de riesgos laborales trata de minimizar estos para que se ocasionen los mínimos accidentes posibles. Se trata de consejos, técnicas que permiten que el trabajador pueda evaluar y evitar cualquier incidente peligroso.

La legislación recoge lo relativo a los riesgos laborales, indicando que es una obligación de los empresarios mientras que la información y los cursos de riesgos laborales son una necesidad para los trabajadores. Su incumplimiento ocasionará sanciones que pueden llegar a ser de carácter penal.

Los accidentes pueden deberse a una actitud por parte del personal o estar ocasionados por instalaciones u otros factores del propio lugar de trabajo. Mientras que en lo relativo a los trabajadores lo más adecuado es mantener siempre una constante comunicación, e información, ubicando a los trabajadores en los puestos más adecuados para ellos, o reubicándolos si no se adaptan a las condiciones. Por su parte en los puestos de trabajo todas las instalaciones deberán encontrarse limpias en todo momento, al día, sin deterioros, con todas las revisiones en regla y con manuales de uso visibles o al alcance de los trabajadores, pues muchos de los accidentes suelen darse por una incorrecta utilización.

Aunque los accidentes que suelen darse en la cocina no tienden a ser de elevada gravedad, como en construcción, si que por el contrario son más frecuentes que en otros sectores. Los cortes con cuchillos, tijeras y demás utensilios de cocina diseñados para cortar es el incidente más frecuente que sufren los cocineros. Por ello todos los utensilios de cocina deberán estar perfectamente afilados y en perfectas condiciones.

Las quemaduras son otras de las lesiones más frecuentes de todos aquellos que pasan el día en la cocina. Para ello es fundamental mantener siempre la atención y el orden en la cocina, sobre todo si van a verterse líquidos a altas temperaturas, y utilizar de manera frecuente guantes para manipular recipientes calientes.

Es importante también tener en cuenta que muchos sueles pueden ser bastante resbaladizos, no sólo por su material si no porque caigan líquidos o demás sustancias que puedan ocasionar caídas de alguno de los trabajadores. Para ello manetener siempre limpio el suelo, visualizar claramente zonas húmedas o recién fregadas y contar un calzado adecuado antideslizante que impida las caídas además de ayudar a la circulación, dado el tiempo que los cocineros suelen pasar de pie.

Si se sufre algún accidente laboral lo más acertado es ponernos en comunicación con un abogado laboralista que pueda guiarnos en el proceso administrativo o judicial que deberá llevarse a cabo.

Deja un comentario