Intolerancias alimentarias: un mal cada vez más presente

5 enero, 2015

Debido al avance de la ciencia y en medida consecuencia de nuestros nuevos hábitos de consumo y fabricación de alimentos, cada vez es más elevado el índice de persones que sufren algún tipo de intolerancia o problema alimenticio. Realizar un test de intolerancia alimentaria es ya posible en un buen número de farmacias y centros alimenticios, lo cuales significa el primer paso a tener en cuenta.

La intolerancia alimentaria es un reacción que nuestro organismo produce al entrar en contacto, es decir, cada vez que ingerimos un determinado alimento. En relación a la tipología de esta reacción puede darse una intolerancia metabólica o inespecífica. La primera tendrá lugar en organismos que funcionan de una manera incorrecta. Es decir es nuestro organismo el que debido a una serie de factores no logra sintetizar o metabolizar bien dicho alimento. Este es el caso de la tan frecuente intolerancia a la lactosa, donde la enzima encargada de sintetizar dicho azúcar presente en la leche y sus derivados no se encuentra en nuestro organismo. En cuanto a las segunda, también designada alergia alimentaria, se da en organismos sanos que simplemente no admiten cierto alimento, más concretamente alguna manera de prepararlo. Su mala asimilación produce efectos nocivos en el cuerpo que pueden ir desde síntomas graves como asfixia o inflamaciones a dolores de cabeza o de estómago, siendo muchas veces provocadas no por el alimento en sí si no por alguna forma concreta de prepararlo o ingerirlo. Estas dada su aleatoriedad son más complicadas de detectar en general que las intolerancias metabólicas.

Como hemos dicho la ingesta continuada de alimentos que no pueden ser bien asimilados or nuestro cuerpo puede producir en nosotros diversos trastornos que pueden ir desde los clásicos problemas gastrointestinales a problemas cutáneos e incluso neurológicos, entre otros… Es muy frecuente que estas sustancias que nuestro cuerpo detecta como nocivas deriven en problemas de sobrepeso u obesidad, siendo clave detección para poder llevar a cabo una dieta exitosa.

La forma de detectar si sufrimos algún problema derivado de una intolerancia alimentaria es a través de un test que lleva este mismo nombre, test de intolerancia alimentaria. Para ello debemos ponernos en manos de un profesional médico que pueda guiarnos en el diagnóstico y en el tratamiento una vez obtenidos los resultados, sobre todo a la hora de detectar problemas metabólicos como pueden ser la intolerancia a la lactosa o problemas tan frecuentes con la glucosa con el alto número de celiacos que existen en la actualidad. Este nos inicará la mejor manera de poder seguir con nuestro ritmo de vida habitual y nos advertirá de todo aquello que puede resultar nocivo para nuestro organismo.

En cuanto a alimentos que puedan estar siendo rechazados por nuestro organismo o que no nos permitan adelgazar, esta prueba puede realizarse de manera rápida a través de clínicas de nutrición o solicitándolo por ejemplo en farmacias de Barcelona. A través de este análisis podremos saber alimentos nocivos para nuestro cuerpo, aquellos que no son aconsejable así como los más adecuados para nuestro organismo.

Deja un comentario