Recetas con queso manchego

11 mayo, 2022
Recetas con queso manchego

El queso Manchego es uno de nuestros quesos predilectos, e incluso fuera de nuestras frontera, tal y como nos explican desde Adiano, este queso se ha ganado un hueco en el corazón (y el paladar) de los consumidores. Pero, ¿sabías que además de consumirlo en cuña acompañado de un bien vino podemos incluirlo en algunas sabrosas recetas? Hoy os traemos las mejores recetas elaboradas con queso manchego.

Albóndigas rellenas de queso

Ingredientes

  • 600 g de carne molida
  • ½ cebolla picada finamente
  • ½ taza de pan molido
  • 2 huevos
  • 4 cdas. de perejil picado
  • 1 cda. de ajo en polvo
  • 400 g de queso manchego en cubos grandes
  • 5 cdas. de aceite de oliva
  • 2 tazas de puré de jitomate
  • 2 chiles guajillo hidratados
  • 1 diente de ajo
  • ½ cda. de comino molido
  • 1 hoja de laurel

Mezcla la carne con el huevo, pan molido, perejil picado, cebolla y ajo en polvo. Forma las albóndigas colocando un cubo de queso en el centro de cada una y dóralas en una sartén grande junto al aceite de oliva.

Mientras tanto, licua el tomate con el guajillo, ajo y comino. Vierte sobre las albóndigas, agrega el laurel y cuece a fuego medio durante 15 minutos.

Canelones de espinacas y queso

Ingredientes

  • 300 g de canelones cocidos
  • 2 tazas de espinaca cocida y escurrida
  • 1 taza de queso dible crema desmoronado
  • 1/2 taza de queso manchego rallado
  • 2 tazas de salsa de jitomate rostizado
  • 1 taza de crema para batir
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de queso parmesano

Mezcla la espinaca con el queso manchego y el queso doble crema; salpimienta. Rellena los canelones con la mezcla. En una olla fríe la cebolla y el ajo con el aceite de oliva. Cuando comiencen a dorar, agrega la salsa de jitomate y la crema; cuece por 10 minutos; salpimienta. En una sartén grande fríe un poco los canelones con la mantequilla y agrega la salsa. Sirve y termina con un poco de queso parmesano.

Fundido de queso y jalapeño

Ingredientes

  • 1 taza de queso manchego rallado
  • 1 taza de queso cheddar rallado
  • 1 taza de queso Monterrey Jack rallado
  • 2 chiles jalapeños asados y limpios, picados finamente sin semillas ni venas

Coloca los quesos en un tazón y mezcla, agrega los cubos de chile jalapeño. Distribuye la mezcla de quesos en sartenes individuales o en un mismo molde de fondo grueso apto para la parrilla. Coloca y cocina hasta que se derrita por completo. Acompaña con tortillas de harina calientes. Sirve con frijoles y pico de gallo.

Pizzas de queso y espinacas

Ingredientes

  • 16 piezas de pan árabe mini
  • 1 taza de granos de elorte amarillo
  • 2 tazas de espinaca troceada
  • 1 cebolla fileteada
  • 2 tazas de setas troceadas
  • 2 tazas de queso manchego rallado
  • 4 cdas. de mantequilla
  • 4 cdas. de aceite de chile

Saltea la cebolla con la mantequilla, después integra las setas, espinaca y granos de maiz. Coloca una cucharada sobre cada pan árabe y cubre con queso. Hornea a 180 º C durante 15 minutos, sirve y termina con el aceite de chile.

Macarrones con queso

Ingredientes

  • 1 puré de tomate condimentado
  • 1 paquete de macarrones
  • 100 g de queso manchego rallado
  • 200 mL de leche
  • 1 cda. de harina de trigo
  • 2 cdas. de mantequilla
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cda. de perejil picado

En una olla con suficiente agua y sal, pon a hervir la pasta siguiendo las instrucciones del empaque. Mezcla en una olla la leche con la harina; calienta sin dejar de mover. Añade una pizca de sal, un poco de pimienta, la mantequilla y el puré de tomate. Agrega los macarrones y revuelve para que la salsa quede bien repartida. Añade el queso manchego rallado y gratina a 180ºC en el horno. Distribuye en los platos y espolvorea un poco de perejil antes de servir.

Choriqueso

Ingredientes

  • 400 g de chorizo
  • 400 g de queso manchego en cubos
  • 12 tortillas de harina

Sofríe el chorizo en una sartén a fuego lento hasta que se dore. Escurre el exceso de grasa y divide en cuatro sartenes pequeñas, agrega el queso y calienta a fuego bajo hasta que éste se funda.

Quiché de brócoli y queso manchego

Ingredientes

  • 300 g de masa quebrada
  • 1 cabeza de brócoli
  • 1 taza de queso manchego rallado
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de crema para batir
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de perejil fresco

Cubre un molde con la masa quebrada y refrigera durante 1 hora; pica ligeramente con un tenedor. Cuece en el horno a 180 ºC durante 8 minutos o hasta que esté ligeramente dorada. Cocina el brócoli en una olla con agua hirviendo y un poco de sal. Una vez que esté cocido pero crocante, retíralo a un baño de agua con hielo. Drena después de algunos minutos. Reserva. Mezcla los huevos con la crema, después agrega la leche y la mitad del queso, mezcla bien y añade el brócoli y perejil, salpimienta. Vierte sobre la base del quiche y termina con el resto del queso. Hornea durante 18 minutos o hasta que esté dorado. Deja enfriar y sirve.

El queso manchego

El queso manchego se elabora exclusivamente con leche de oveja de raza manchega. En porcentajes, tiene un 6,5% de materia grasa, un 4,5% de proteína, un 11% de extracto seco útil, un Ph de 6´5 y ausencia de productos medicamentosos. Se puede elaborar tanto con leche pasteurizada como cruda, siempre y cuando cumpla con los anteriores requisitos. Y, por supuesto, tiene que producirse en el territorio designado que, en este caso, es una zona de Castilla La Mancha, pero no en todo el territorio.

El proceso de elaboración del queso manchego se compone de las siguientes fases:

  • Ordeño y refrigeración de la leche. Se procede a extraer la leche de las ubres de las ovejas manchegas de forma manual o mecánica y previo filtrado, se deposita en tanques de refrigeración para bajar su temperatura hasta 4 ºC.
  • Coagulación y corte de la cuajada. La leche se traslada a las cubas de cuajar, donde se coagula utilizando cuajo natural. Para este proceso, la leche se calienta a 30 °C y se mantiene a esta temperatura durante 45 minutos. La cuajada obtenida se somete a cortes sucesivos hasta conseguir pequeños granos similares a los de arroz.
  • Se agita la masa y se recalienta de forma paulatina hasta alcanzar 37 °C, con objeto de facilitar la eliminación de la parte líquida o suero.
  • La cuajada obtenida se introduce en moldes cilíndricos que disponen de relieves para imprimir en las caras planas del queso la «flor» y en la superficie lateral la pleita y ahí es prensado, para darle forma y eliminar el suero restante.
  • Identificación de la pieza con la placa de caseína, numerada y seriada, que identifica cada pieza individualmente.
  • Una vez la cuajada en los moldes, se la somete a prensado para facilitar la eliminación del suero del interior de la masa.
  • Tras un período en prensa se extrae la cuaja del molde, e invirtiendo la posición de las caras planas del cilindro se vuelve a introducir en el mismo para someterla a un nuevo proceso de prensado.
  • El proceso siguiente es la salazón por inmersión en salmuera. Se utiliza el cloruro sódico (sal común) y la duración oscila entre 24 y 48 horas.
  • Secado y maduración. Las piezas permanecen en lugares con la humedad adecuada para eliminar el exceso de agua. A continuación se introducen en cámaras, con temperatura y humedad controladas, para facilitar la correcta maduración del queso.

La maduración de los quesos tiene una duración no inferior a 30 días para quesos inferiores a 1,5 kg y 60 días para pesos superiores, contados a partir de la fecha del moldeado, aplicándose durante este período las prácticas de volteo y limpieza necesarias hasta que el queso alcanza sus características peculiares.

Otros quesos de oveja

Artesano de Sáez: un queso artesano alejado de los circuitos comerciales habituales. Desde el Monte Dobra, al norte de Cantabria, los hermanos Sáez producen de forma artesana quesos de leche cruda de su propia ganadería. Su producción no es grande y su distribución es local lo que hace que estos productos sean exclusivos fuera de Cantabria. Otro aspecto que los hace únicos y exclusivos es el tiempo de curación que se eleva a 2 años. En España pocos quesos tienen esa curación. Este nivel de maduración marca el sabor de este queso. Un queso de sabor pronunciado, potente y picante con recuerdos a avellana.

Emborrado gaditano: el emborrado es un proceso de producción típico de Cádiz que se caracteriza por curar el queso con manteca o aceite y salvado de trigo. Este proceso crea una deliciosa corteza que complementa la excelente calidad de la leche de oveja grazalemeña con la que la quesería gaditana El Bosqueño produce esta deliciosa variedad.

Gran Paladar: un queso artesano de oveja que se produce de forma artesanal con leche cruda de oveja. Es un queso añejo que se madura durante 18 a 24 meses. Tiene el sabor fuerte propio de un queso añejo. Este queso es uno de los grandes quesos que produce artesanalmente la Quesería Francisco Morán e Hijos. Una quesería situada en la localidad de Carbajo, Cáceres y que está especializada en la producción y maduración de quesos artesanos de Cabra y Oveja. Esta empresa familiar cuenta con ya más de un siglo de tradición en donde han demostrado la calidad de sus productos y su buen hacer. Sus productos se hacen siempre siguiendo los métodos tradicionales con una selección de materias primas de la más alta calidad.