Los 7 mandamientos del cóctel perfecto

7 octubre, 2021
Los 7 mandamientos del cóctel perfecto

Aquellos que disfrutan del sabor y los momentos de alegría que siempre brinda el alcohol darían lo que fuera por tener la formula secreta para preparar y degustar un buen cóctel.

La buena noticia para ellos es que lograr este balance ideal entre sabores y medidas no es nada difícil siempre que se sigan una serie de pequeños mandamientos para la preparación de estas bebidas tan espirituosas.

Sigue leyendo que aquí te contamos como lograrlo.   

Tipos de cócteles

Nuestros amigos de Cristafiel, especialistas en copas, afirman que no se puede pasar a la práctica si no se conoce la teoría, así que lo primero es conocer los tipos de cócteles que podemos preparar.

En coctelería existen varias subdivisiones ya sea por los ingredientes o el tipo de presentación; para simplificar esta última clasificación, se pueden distinguir los long drinks (bebidas largas), short drinks (bebidas cortas) y hot drinks (bebidas calientes), aunque los hot pueden venir en presentación tanto short como long. Veamos estos:

  • Short Drinks. Son bebidas en copa pequeña, los considerados verdaderos cocteles.
  • Long Drinks. Se sirven en vaso largo y están preparadas con jugos de frutas, bebidas espumosas, aguas gaseosas y hielo.
  • Hot Drinks. Son bebidas calientes preparadas y servidas en la misma copa, que igualmente pueden ser short long drinks.

Otra clasificación es la que incluye a los cocteles en grandes grupos, poniendo especial atención a sus características en común, es decir, a cómo están preparados:

  • Cocteles Cobblers. Se caracterizan por ser bebidas decorativas y refrescantes. Están decorados con frutas de temporada y en ocasiones con hojas de menta fresca. Por lo general se sirven en un vaso de long drink con hielo picado, que se prepara tanto en vaso como en copa.
  • Cocteles Collins. Los Collins también pertenecen a los long drinks y son bebidas refrescantes que pueden beberse a cualquier hora del día. Se preparan con jugo de limón, y agua gasificada; y se decoran con una rodaja de limón y una cereza.
  • Cocteles Coolers. Los Coolers, son long drinks preparados con licor o destilado, bebida carbonatada (Ginger Ale, Sidra o Champagne), un poco de azúcar y garnituras de naranja o limón (colocadas en espiral)
  • Cocteles Cups. Son de los favoritos para servir con las comidas y en reuniones sociales, se preparan en recipientes con abundante hielo y fruta fresca; y están hechas a base de un vino blanco y espumoso (como el cava).
  • Cocteles Daisies. Los Daisies son un tipo de coctel hecho a base de limón, granadina y como bebida base brandi, ron o ginebra.
  • Cocteles Eggnog. Son combinados reconstituyentes, que se componen principalmente de leche y huevos. Se preparan con yema de huevo, crema de leche o leche, azúcar y alcohol de base, vino de alta graduación o licor. Pueden servirse fríos, preparados en coctelera o calientes; y siempre se espolvorean con nuez moscada rallada una vez servido.
  • Cocteles Fizz. Son bebidas refrescantes y a base de bebidas espumosas. Si la bebida base que se usa no es espumosa, entonces el bartender tiene que agregarle refresco, ya que la característica fundamental del coctel Fizz es que sea gaseoso.
  • Cocteles Grog. Los cocteles Grog se caracterizan por ser bebidas estimulantes que contienen aguardientes de alta graduación. Se sirven muy calientes, pues una vez que están todos los ingredientes se añade un poco de alcohol puro para convertirlo en un coctel flameado o flaming cocktail. Por ejemplo, una variedad del coctel grog es el ponche, aunque se puede preparar frío o caliente, normalmente se prepara en grandes recipientes y se utilizan bases como la leche, huevo o frutas.
  • Highballs. Por lo general, estos cócteles se preparan en vaso largo y su característica principal es que se presentan con un hielo de gran tamaño.
  • Cocteles Julep. Los cocteles Julep se caracterizan por ser un long drink estilo americano típico: refrescante y con la presencia en su preparación de menta y hierbabuena. Se suelen preparar con bourbon, azúcar, menta fresca y hielo picado grueso; o puedes obtenerlo también con whisky escocés, ron y también con brandy.
  • Pousse-Café. Son bebidas de origen francés, en la que los ingredientes se mantienen separados en capas debido a su densidad. Es muy importante introducir los ingredientes en la copa en el orden correspondiente según su densidad para obtener el efecto deseado.
  • Cocteles Sangarees. Su característica principal es que se prepara en el mismo vaso que se sirve y se le añade nuez moscada rallada.
  • Cocteles Smash. Sonbebidas muy semejantes a los Cobblers y Juleps, los cuales deben prepararse con abundante hielo picado y fruta de temporada.
  • Cocteles Swizzles. Reciben el nombre de la varilla con que se agitan y acompañan al trago para que haga espuma. Se sirven con hielo granizado y la bebida base (brandy, ron, whisky).

¿Cómo preparar el cóctel perfecto?

Ahora si, ponemos manos a la obra para preparar el trago perfecto siguiendo estos consejos de los expertos:

  1. Un cóctel con mucho hielo no queda aguado, sino que es exactamente lo contrario. Al colocar una abundante cantidad de hielo, se crea el «efecto iceberg», necesario para mantener los cócteles frescos más tiempo y desacelerar la dilución de los líquidos.
  2. El cóctel no es «ristretto» si el vaso es pequeño, porque cada uno tiene sus ingredientes, sus dosis correctas y su vaso para estar a la altura de su nombre. Por ejemplo, para el Cosmopolitan y el Manhattan hace falta la copa.
  3. Puedes hacer un gran trago con pocos ingredientes, como sucede en el caso del Negroni, el Aperol Spritz y el Gin Tonic. Lo importante es hacer una combinación inteligente y equilibrada de los ingredientes que estés utilizando.
  4. Los cócteles dulces no son necesariamente livianos, así como los bitter no son necesariamente fuertes. Por ejemplo, algunos cócteles a base de ron son dulces, pero tienen una graduación alcohólica mayor al promedio.
  5. Como veníamos diciendo en el punto anterior, el secreto de un cóctel perfecto está en el equilibrio de sus ingredientes, en la justa dilución y la temperatura. Así, cuando el alcohol no se siente mucho significa que el cóctel respetó el balance de ingredientes, y por el contrario, la presencia invasiva del alcohol suele ser un claro síntoma de que el cóctel  no fue bien preparado.
  6. La guarnición es parte integrante e imprescindible de la receta. Por ejemplo, un Americano sin la rodajita de naranja y la corteza de limón no puede ser un verdadero americano.
  7. Cada cóctel tiene su momento. Es decir, el gusto bitter es perfecto para el aperitivo porque estimula el apetito; mientras que los long drink (mojito, gin tonic), los cócteles sour (daiquiri) y los más sofisticados (Old Fashioned, Boulevardier) se aprecian mayormente después de la cena.

Cómo elaborar un cóctel paso a paso

Una vez que hayas elegido que tipo de cóctel quieres y hayas asimilado los mandamientos de todo buen cóctel, estarás listo para tomar tu copa y comenzar a mezclar ingredientes para elaborar tu creación.

Llegados a este punto, también deberás seguir algunos consejos para dar con el sabor ideal:

  1. Deja a un lado los espectáculos con botellas, vasos y hielos, ya que si no lo controlas bien pueden acabar en desgracia.
  2. Una norma básica que debes tener en cuenta es que para elaborar un cóctel no debes utilizar más de cinco ingredientes.
  3. Es necesario buscar el equilibrio de los diversos sabores, sin que ningún ingrediente destaque especialmente.
  4. La base estándar para preparar un cóctel es de dos partes de ácido por una de dulce y una de amargo, un placer para el sentido del gusto.
  5. El tipo de refresco utilizado determina qué ingredientes se pueden añadir al combinado. Si son claros, como el refresco de limón, la gaseosa o la tónica, se pueden mezclar con ingredientes espesos como el helado.
  6. Por su parte, los refrescos más oscuros, como la cola o la naranja, acompañan mejor a jugos de frutas como frambuesas, moras o grosellas.
  7. La cantidad de refresco no debe superar nunca el 40% del cóctel, sino el sabor del refresco pasará a ser el protagonista y a arruinar tu trago.
  8. Las bebidas densas siempre tienen que añadirse antes de las que son más líquidas, así la mezcla se unificará mejor.
  9. Antes de echar la mezcla en el vaso o en la copa hay que introducir el hielo en cualquiera de sus formas. Recuerda que un cóctel caliente no es agradable, por lo que debes asegurarte de que esté bien frío.
  10. Si el refresco tiene gas se incorpora siempre al final, directamente sobre el vaso o la copa, ya que si se hace antes, puede perder las burbujas y perder ese toque.
  11. Hay que remover los ingredientes con una cuchara mezcladora para que se unifiquen y mezclen los sabores.
  12. Dale un toque especial añadiendo alguna fruta en el borde del vaso o una fina tira de la piel del limón.

Ahora sí, estás listo para sorprender a tus invitados con deliciosos y variados cócteles, convirtiéndote en el bartender por decisión unánime de todos los momentos especiales con amigos y familia.