Las ventajas de un catering

13 enero, 2014
Las ventajas de un catering

La organización de eventos puede llegar a ser muy complicada por las múltiples áreas que hay que coordinar y los cientos de detalles que hay que tener en cuenta para que no estropee o desmejore todo el conjunto conseguido. Uno de los principales factores que han de funcionar a la perfección, tanto por la calidad como por la presentación, es la comida.

La elección de un menú adecuado para cada ocasión es esencial. Además, cuando se necesita comida para una cantidad importante de personas es necesaria una forma eficiente de servir los platos y coordinar la salida de estos según la situación de cada mesa de comensales.

Eventos ideales en los que contratar una empresa de catering

Por todos estos motivos, decidirse por encargar a una empresa de catering la preparación, presentación y coordinación de todos los platos es una decisión muy acertada.

Son muchas las ocasiones en las que se celebran eventos en los que un buen catering aporta el elemento diferenciador y primordial. Por ejemplo, celebrar en Alicante una boda, un cóctel, una fiesta, una recepción, una fiesta privada, etcétera es sencillo contratando un catering para eventos en Alicante o un catering para bodas en Alicante, en el caso de la celebración por la unión en matrimonio de una feliz pareja.

Así, siempre que se quiera impresionar a una persona o sea necesario seguir una serie de protocolos se puede recurrir a un catering. Algunos ejemplos son los desayunos para eventos, fiestas entre amigos, comuniones, cumpleaños…

La elección de los menús perfectos

Una vez se ha decidido la contratación de una empresa que se encargue de las viandas hay que escoger los platos adecuados en función del evento que se celebre. Hoy en día, las empresas de catering conocen y aplican las novedades y tendencias gastronómicas que van surgiendo gracias a las investigaciones que se realizan en gastronomía. Por ello, si no se tiene muy claro cuál es el tipo menú pertinente para la ocasión, es una buena opción dejarse aconsejar. Además, estas empresas suelen tener menús elaborados que responden a todas las exigencias de cada evento.

Por ejemplo, para celebrar un cóctel tener un menú con un entrante frío, un entrante caliente, postre y bebida, con platos tan interesantes como chupitos de gazpacho de fresas, mini hamburguesas con queso y cebolla caramelizada, una brocheta de yakitoris de pollo o una fuente de chocolates con dulces, es una gran ventaja, es rápido y garantiza la satisfacción de los comensales presentes.

Contratar el catering, mucho más que tener la comida hecha

Al encargar a una empresa que prepare la comida para todos los invitados a una fiesta, un cumpleaños, una boda, una recepción de una autoridad, una cena o una comida de empresa, etcétera, es mucho más que la simple entrega de los platos. Un catering consiste en tener unos camareros profesionales atendiendo a todas las mesas y coordinando el ritmo de colocación y retirada de los platos en las mesas.

La empresa de catering también puede encargarse de la adecuación de espacios como carpas, mesas, sillas y, en general, todo lo necesario para realizar un servicio de calidad y con todas las garantías de satisfacción de los comensales presentes.

En definitiva, con la contratación de un catering se obtiene el servicio, la comida, la bebida, la elección de un menú adecuado y el acondicionamiento necesario para cada ocasión que se plantee.

Deja un comentario