¿Has pensado en la limpieza por ultrasonidos para los dientes de tu mascota?

1 febrero, 2016
¿Has pensado en la limpieza por ultrasonidos para los dientes de tu mascota?

Imagen 4 para Tierra Tech...

Me encantan los animales y nunca entenderé ni compartiré esa fea costumbre de calificar a una persona cruel o mala de “animal” o “bestia”… ¡Que yo sepa ningún animal mata por placer sino por necesidad! No es el caso del hombre. En fin… Todo ello para deciros que tengo un perro, un chihuahua llamado León, al que adoro y que lleva compartiendo mi vida desde hace cinco años. Últimamente sin embargo me está molestando cada vez más su mal aliento (halitosis), un problema según lo que he podido escuchar es bastante común en los perros de compañía. Por ello he decido llevarlo a mi veterinaria, una chica joven con cientos de tatuajes y percings, con el pelo rapado pero muy competente y adorable. “¡El hábito no hace el monje!” Como temía que le hiciera daño a mi chiquitín o que León no se estuviese quieto, ella me ha tranquilizado contestándome que lo sedaría y que la limpieza se haría por ultrasonidos. Lleva ya un tiempo utilizándolos y la maquinaria es de excelente calidad, pues proviene de la empresa Tierra Tech, una compañía puntera en la fabricación y comercialización de Equipos y Sistemas de Limpieza por Ultrasonidos de última generación con presencia internacional.

¿Por qué se forma el sarro dental en los dientes de los perros?

La verdad es que mi veterinaria siempre encuentra la frase adecuada y el tono oportuno para explicármelo todo. Me ha dicho que los dientes de las razas pequeñas –lo cual es el caso de mi León– son más propensos a formar sarro ya que la saliva de estos perros es más ácida, y al ser los dientes más pequeñitos y al estar más juntos que los de las razas más grandes, ello fomenta que el alimento se quede “atrapado”, lo que aviva el mal aliento. Asimismo la alimentación que se les da a los perros conlleva también un factor de riesgo, ya que éstos al quedarse en casa suelen recibir alimento casero, lo cual es una de las principales causas del sarro dental en los dientes de los perros.

¿De qué manera se origina el sarro en los dientes de los perros?

Al igual que en el caso de los seres humanos, el sarro en los dientes de los perros encuentra su origen en la acumulación de sales de calcio y fósforo sobre la superficie dental, a la cual se van agregando los restos de la comida. La consecuencia de ello es la descomposición de estos restos que va generando bacterias, etc., ocasionando el mal olor. Este sarro se va acumulando poco a poco entre los dientes y debajo de las encías lo que daña y hace que enrojezca estas últimas, pudiendo incluso llegar a ocasionar una gingivitis. Además ello debilita el hueso del diente, lo cual puede llevar a la perdida de los dientes. A la enfermedad provocada por el sarro dental en perros se le llama enfermedad periodontal.

¿Qué tipo de complicaciones pueden surgir a consecuencia del sarro en los dientes de los perros?

Los perros con sarro dental son a menudo propensos a sufrir problemas respiratorios. ¿Por qué? Sencillamente porque al no poder sudar para eliminar el calor corporal (pues los perros sudan por el hocico y por los cojines de las patas), se ponen a jadear y eso hace que inhalen aire que deberá pasar por donde se encuentran las bacterias y los alimentos en descomposición para luego de ello introducirse a las vías aéreas. Todo un largo recorrido que ocasionará a lo largo problemas respiratorios; infecciones en el corazón, intestinales, etc. Con lo cual el sarro en los dientes de los perros no es un mero detalle sin importancia y que se deba tomar a la ligera.

Nada mejor que una limpieza por ultrasonidos para quitar el sarro de los dientes de los perros

Después de estas explicaciones, acudimos pues a la cita para que mi veterinaria procediera a la limpieza por ultrasonidos para eliminar el sarro de los dientes de mi León. Lo tuvo que sedar para tranquilizarlo y luego le pulió los dientes. Utilizó para ello el aparato de la empresa Tierra Tech, que se los dejó impolutos y lisos. A día de hoy ya no le huele la boca “a muerto” a mi chihuahua como le pasaba últimamente. Ya puedo jugar con él sin tener que aguantar su nauseabundo aliento…

Deja una respuesta