Propiedades del aceite de oliva

29 octubre, 2013

Desde muy temprana edad aprendemos que el aceite de oliva es uno de los alimentos más saludables que existen. Es parte de nuestra cultura mediterránea y tenemos muy asumido que comprar aceite de oliva para consumirlo diariamente contribuye a conformar una dieta equilibrada.

¿Pero sabemos exactamente por qué?

 A veces no tenemos claro si es mejor comprar aceite de oliva virgen extra o comprar aceite de oliva virgen o aceite de oliva a secas. La diferencia está en la calidad y el producto de elaboración.

El aceite de oliva virgen extra es, como ya se sabe, el de más calidad, se hace con las mejores aceitunas mediante procesos mecánicos y no puede sobrepasar los 0,8º de acidez. El aceite de oliva virgen sería igual, salvo que su límite de acidez está en 2º. Puede contener defectos, pero son imperceptibles. La acidez depende de los ácidos grasos libres. Por último, el aceite de oliva sin más es una mezcla de los dos anteriores con aceites refinados. A diferencia de los otros dos, el proceso de obtención puede tener métodos químicos y térmicos. Como puede verse, no existe gran diferencia entre comprar aceite de oliva virgen extra y aceite de oliva virgen.

¿Cuáles son las principales características beneficiosas de este singular producto?

Ayuda en la digestión

Sus características hacen que se reduzca la acidez de la mucosa del esófago. Además ralentiza el vaciado estomacal y hace que baje también la acidez en el estómago, lo que previene de problemas como úlceras.

Ácidos grasos monoinsaturados

Contiene un alto porcentaje de ácido oleico (75%). Las grasas monoinsaturadas disminuyen el llamado colesterol malo.

Vitamina E

Entre otras cosas es necesaria para evitar las famosas placas de ateroma en nuestras arterias, que pueden ocasionar obstrucciones perjudiciales. Esto es porque la vitamina E es antioxidante e impide que se oxide el llamado colesterol malo o LDL.

Polifenoles

Los polifenoles pueden crear metabolitos antioxidantes beneficiosos para prevenir cáncer y enfermedades cardiovasculares, pero aún se está estudiando la relevancia de su efecto.

Es nutritivo

Además de gozar de todos sus beneficios, el aceite de oliva nos aporta la energía de los lípidos.

Bueno para feír

Debido a sus enlaces, es un aceite que varía muy poco en las frituras y que se infiltra poco en los alimentos, con lo cual podemos freír sin necesidad de ingerir grandes cantidades de aceite.

Existen muchísimos estudios sobre el aceite y muchas más características que lo convierten en un producto clave en nuestra dieta. Ahora ya sabes que al comprar aceite de oliva estás invirtiendo en salud.

¿Y tú? ¿Incluyes de forma significativa el aceite de oliva en tu dieta?

Fuente: Olivar de Plata

Deja un comentario