Trucos para una tarta fondant de naranja

26 noviembre, 2013
Trucos para una tarta fondant de naranja

La repostería está ahora de moda. Cualquiera en su casa con mucha maña y un poco de tiempo libre puede convertirse en una pastelera casera gracias a la facilidad y el alcance de los ingredientes necesarios. Ideal para cumpleaños, reuniones entre amigos, como postre o como regalo, las tartas fondant se convierten en un recurso perfecto para permitirse un buen dulce.

En reposterías especializadas o en las más tradicionales, las coberturas de colores vivos, el diseño de muñecos o las personalizaciones también están muy presentes. Al fin y al cabo, una tarta fondant sirve tanto para un cumpleaños, una fiesta temática o por capricho. Por eso hay quien ha decidido ahorrarse el dinero de una tarta y aprender a elaborarla ella misma. Magia con agua y azúcar que desemboca en una delicia para los paladares más golosos.

Además de todo ello, una tarta fondant puede servir de excusa genial para camuflar entre los ingredientes esos alimentos que los más pequeños evitan porque no les gustan. Por ejemplo, la fruta. Un fondant de naranjas y mandarinas puede ser la solución perfecta. Así los niños disfrutan de un dulce que, además de haberse hecho con los ingredientes de toda tarta, lleva comida natural que además les ayudará a relacionar el sabor.

Pero claro, ¿cómo empezar? No es lo mismo dorar unas galletas en el horno que fabricar todo un pastel. Sobre todo cuando se trata de una tarta fondant. Si se trata de la fondant de naranjas y mandarinas, obviamente el primer paso es hacerse con todos los ingredientes y especialmente los principales. Comprar naranjas y mandarinas es relativamente fácil a lo largo del año, pero es especialmente en los meses de noviembre y diciembre cuando están en su mejor momento. En las páginas de naranjasaldia.es y mykaramelli.com encontrarás todo lo que necesites para tus tartas.

Las naranjas o mandarinas se usarán en la elaboración del bizcocho que sujete el fondant. Aquellas personas que sepan hacer un bizcocho, tan solo tienen que incorporar las frutas en forma de ralladura o bien en trozos. Para las que no, solo tienen que apuntar esta simple receta:

Batir mantequilla y añadir el azúcar cuando está cremosa. Continuar batiendo mientras se añaden unos 4 huevos. Importante seguir batiendo. Añadir la ralladura de las naranjas y las mandarinas. Después, se añade la harina con la levadura química, previamente tamizada, con una espátula y movimientos envolventes. Lo colocamos en un molde de 18 cm untado con mantequilla. Un truco para que el bizcocho suba mejor y más, es colocar en los bordes del molde una tira de papel de horno, sobresaliendo unos dos dedos. En el horno hay que esperar una hora a 180º aproximadamente.

Una vez conseguidos los ingredientes principales e ideada la forma de realizar el bizcocho, llega la pregunta crucial: ¿Dónde comprar fondant, la pieza clave del éxito de la repostería de moda? La pereza de buscar un lugar especializado o el desconocimiento quedan resueltos gracias una vez más a las compras en Internet, pues la variedad de productos a los que se está al alcance de un clic solo puede traer beneficios. Y por supuesto, la amplitud de posibilidades, una vez que se sabe dónde comprar fondant online dispara la imaginación de las amantes de la repostería: blanco, sabor de nubes, negro, de colores… E incluso con sabor para potenciar el toque a naranja que pretendemos darle a la fondant.

Para cubrir la fondant, tan solo hay que ayudarse con el rodillo que previamente habrá amasado el fondant. Cuando lo tenemos extendido sobre la tarta, pegamos los lados con la mano e igualamos y cortamos con un cortapizzas, muy útil para estos casos.

Y como dirían los franceses, voilà, ya está hecho el pastel. Para la decoración pueden ayudar los más pequeños de la casa, con ayuda de rotuladores especiales para tartas, por ejemplo.

Con la práctica se mejora todo, y aunque la primera vez no salga de forma perfecta, siempre puede mejorarse. Aun así se trata de una opción para impresionar y disfrutar de los sabores más dulces.