Dulce vegano para la noche de Reyes

27 julio, 2021
Dulce vegano para la noche de Reyes

Hace poco que han abierto una pastelería vegana en mi ciudad y no os podéis imaginar el éxito que está teniendo. Todos los días a tope, y se forman unas colas… menos mal que tienen cafetería y te puedes sentar a tomar un delicioso cup cake, beber un zumo de frutas natural o tomar uno de sus cafés especiales. Esperar que llegue tu turno nunca había sido tan placentero.

La sencillez y frescura de su decoración es otro de los puntos fuertes del local. Todo en blanco combinado con rojo, hasta recuerda a un rico dulce, con taburetes rojos de madera, igualitos a los que tenemos en casa. Y es que cada vez más personas son conscientes de que se puede disfrutar de la comida sin que ningún animal tenga que sufrir, encerrado, torturado y finalmente asesinado, para satisfacer la gula humana,  y además, es mucho más sano. Los profesionales de la salud no dejan de advertir sobre la necesidad de eliminar o al menos, reducir, el consumo de lácteos y de carne, ya que los últimos descubrimientos relacionan su consumo con ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades peligrosas.

El roscón de Reyes, hay que encargarlo con tiempo, yo ya lo he hecho porque por nada del mundo me gustaría quedarme sin él.

Roscón de reyes vegano. La receta

¿Te apetece probar un roscón vegano? Te decimos cómo hacerlo tú mism@ en casa, es sencillísimo.

Ingredientes:

  • 450 gr Harina de fuerza
  • 170 gr Leche de soja natural sin azúcar
  • 15 gr Levadura fresca
  • Canela en rama
  • Corteza de media naranja
  • Corteza de medio limón
  • 60 gr Margarina
  • 45 gr Aceite de girasol
  • 80 gr Azúcar
  • 5 gr Sal
  • 14 gr Agua de azahar
  • 8 gr Esencia de anís
  • Fruta confitada
  • Almendra laminada
  • 200 gr Almendra molida
  • 150 gr de leche condensada
  • 30 ml Agua

Elaboración:

Dejar preparada del día anterior la masa madre. Para ello hervir 120 gr de leche de soja con la rama de canela y las cortezas de naranja y limón y dejar reposar durante 24 horas en un recipiente hermético que se introducirá en la nevera. A continuación disolver la levadura en los 50 gr de leche de soja, añadir la harina y amasar. Guardar en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, sacar el recipiente con la mezcla de leche de soja, canela y cortezas, retirarlas y añadir agua de azahar y esencia de anís. Añadir líquido hasta recuperar la parte evaporada del mismo (debe haber 120 gr).

Mezclar bien todos los ingredientes de la masa, excepto la margarina, echando agua de vez en cuando, y dejar reposar durante 10-15 minutos.

Volver a amasar durante 5 minutos más, añadir la margarina y mezclar bien. Dejar reposar un par de minutos y volver a amasar durante otros 10  minutos más.

Dejar fermentar la masa en un bol hasta que duplique su volumen.

A continuación preparar el mazapán: mezclar la almendra molida, la leche condensada y el agua hasta formar una masa tierna. Os aconsejamos la leche condensada Milvalles, de muy buena calidad. Luego guardamos la mezcla tapada en la nevera. Si queréis darle un sabor aún más dulce y especial, probar a añadir un poco de miel a la mezcla, nosotros usamos la miel ecológica de Bonamel.

Hacer una bola con la masa, tapar y dejar reposar 5 minutos.

Esparcir un poquito de harina sobre la mesa de trabajo y estirar la masa utilizando un rodillo, hacer con ella un rectángulo y en la parte más larga poner el mazapán a lo largo. Colocar ahí el rey y/o el haba.

Enrollar la masa sobre sí misma desde el borde donde está el mazapán.

Colocar el cilindro resultante sobre una hoja de papel de horno y hacer un rosco, procurando cerrar bien apretando la masa con los dedos.

Dejar reposar durante 1 ½ horas para que crezca y después pintar con almíbar

Decorar el roscón con fruta confitada, almendras, azúcar, etc…

Hornear durante unos 30 minutos a 190º y LISTO!!!!