La historia de la pizza

21 septiembre, 2016
La historia de la pizza

Los orígenes de la pizza se remontan a Grecia en el siglo, alrededor del año 500 a.c. pero la pizza tal y como se entiende hoy en día, nace en Nápoles, Italia en el siglo XVII, aunque antes de esta fecha ya existían en Italia variantes de la pizza como la focaccia. De Nápoles se extiende al resto de Italia y posteriormente por la zona del Mediterráneo hasta convertirse en uno de los platos más populares del planeta.

La pizza original consistía en una mezcla de masa de cereales elaborada al horno y cubierta de tomate y queso fundido, a la que se le pueden añadir ingredientes diversos como aceite de oliva, orégano, aceitunas u otros alimentos típicos de la cocina mediterránea. Pero en la actualidad se pueden encontrar distintos estilos de pizzas, con los ingredientes más variados y elaboradas a partir de diferentes tipos de masa. Así son muy famosas las pizzas al estilo chicago, la francesa o la mexicana, que surgen como modificaciones de la pizza original y que emplean los ingredientes tradicionales de la región donde han nacido.

La pizzería Port’Alba (‘puerta blanca’), en Nápoles, nace en 1730 y es considerada  la pizzería más antigua del mundo. En la actualidad sus puertas continúan abiertas y sigue manteniendo vivo el espíritu con el que nació. En la misma ciudad, en 1830, abre sus puertas la  pizzería Da Michele, verdaderos puristas de la pizza que sólo admiten dos variedades de la misma, la marinara y la margherita. La primera hace mención a los pescadores que comían esta especialidad al llegar al puerto de Nápoles. La segunda recibe su nombre en honor a la reina Margarita, quien eligió esta pizza como su favorita por contener los colores de la bandera italiana: el verde de la albahaca, el blando del queso mozzarella y el rojo del tomate.

Por cierto que el empleo de la mozarella como uno de los principales ingredientes de las populares pizzas napolitanas, no se produce hasta mediados del siglo XVIII,  al finalizar la invasión asiática.

Aquí en España también tenemos pizzas de calidad. La pizzería Art de Pizza en Inca, Palma de Mallorca, que ofrece una gran variedad de productos 100% frescos, que preparan cada día, las mejores pizzas del mercado en sabor, calidad y precio. Tienen un amplio abanico de promociones y de ofertas todos los días, los 365 días del año para que su público pueda disfrutar del mejor sabor de las más sabrosas pizzas al más puro estilo italiano.

Pero en nuestro hogar también podemos disfrutar de una deliciosa pizza casera con el mejor sabor de Italia. Aquí proponemos una pizza adaptada a los paladares más estrictos, vegana y sin gluten

Cómo elaborar una pizza vegana y sin gluten

Ingredientes

Para la masa:
1 taza y 1/4 de taza de harina de trigo sarraceno
2-3 cucharadas de harina de maíz (opcional)
1 cucharadita de levadura sin gluten
Una pizca de azúcar
1/4 cucharadita de sal
3/4 de taza de agua templada
1 cucharada de aceite de oliva

Topping:
6-8 cucharadas salsa de tomate, tomate frito o tomate triturado
Queso vegano para fundir tipo mozzarella
calabacín, champiñones, pimiento italiano, espárragos verdes, rúcula, tomate en rodajas…
Orégano  fresco
Aceite de oliva
Sal

Elaboración

Ponemos en un bol la levadura con el azúcar y el agua, la sal y poco a poco la harina de trigo sarraceno, y lo mezclamos bien. A continuación añadimos el aceite y amasamos.

Ahora introducimos la masa en el horno durante unos 30 minutos aproximadamente.

Mientras horneamos la masa vamos cortando en trozos pequeños calabacín, champiñones, pimiento italiano, espárragos verdes, rúcula, y  por último el tomate, que cortaremos en rodajas.

A continuación sacamos la masa del bol y la colocamos sobre la mesa, previamente espolvoreada con harina de maíz, hacemos con ella una bola, la aplastamos y le pasamos el rodillo hasta obtener una masa fina.

Sobre esta fina masa colocaremos una base de tomate, orégano y queso vegano al estilo mozzarella y a continuación el resto de los ingredientes.

Finalmente la introducimos en el horno unos 10 minutos más y lista, ya podemos comernos esta deliciosa pizza vegana y sin gluten.

Buen provecho a tod@s