La cocina como terapia

21 Marzo, 2017
La cocina como terapia

Siempre había oído hablar de que la cocina puede ayudar a ciertas personas a superar ciertas crisis psicológicas pero es la primera vez que me encuentro con alguien que, después de un bache muy duro, decide dedicarse a esto profesionalmente tras descubrir en la cocina un mundo que la ayudaba a aislarse de sus problema y sobrellevar mejor la vida.

Un accidente de tráfico trunco la vida de Ana María, con 32 años perdió a su marido y a su hija pequeña lo que la hundió en la más profunda de las depresiones. No tenía ganas de hacer nada, prefería quedarse dentro de la cama y no salir para no tener que enfrentarse al mundo, ni siquiera tuvo fuerzas para asistir al entierro, algo de lo que hoy se arrepiente pero que en ese momento no pudo aguantar, y ha sido la cocina lo que le ha dado el ánimo que necesitaba para seguir adelante.

Fue su psicóloga la que la convenció de que ocupara un par de horas del día en algún tipo  de hobby y, tras no saber a qué dedicar su tiempo, empezó a cocinar. La psicóloga Leonor Fernández Domenech asegura que tener una afición que te evada un poco de los problemas reales puede ayudarte a empezar a disfrutar un poco de lo que te rodea y eso puede significar que eres capaz de salir del pozo, aunque sea muy lentamente.

Tras muchos meses de terapia y de hacer sus pinitos en casa, decidió apuntarse a un curso de cocina y luego a otro, y conoció a gente, y luego hizo otro de repostería y al final acabó en una de las escuelas más importantes a nivel nacional. Impresionante.

La cocina como curación mental

Muchas personas, cuando tienen trastornos tan comunes como la ansiedad, preocupaciones, estrés, depresión, dolencias psicosomáticas o de cualquier otro tipo, recurren a concentrarse en otro tipo de actividad que les ayude a superar esa etapa tan dura. Eso es bastante común, pero lo de Ana María, dejando a un lado el motivo por el que empezó en el mundo de la cocina, ha sido todo un éxito, algo que se escapa de la norma general.

Pensar en temas más agradables como la comida y la satisfacción de elaborar platos exquisitos puede llegar a hacernos sentir útiles cuando existen problemas de autoestima, valorando todo aquello que poseemos y aumentando la seguridad en nosotros mismos.

La cocina es una opción que se puede presentar a la hora de seguir adelante a pesar de los problemas o preocupaciones que tengamos en mente durante esos periodos tan difíciles.

Tras convertirse en la alumna que, sin querer, supera muchas veces a su maestro, pensó que era el momento de trabajar y vivir de su afición, pero Ana María tenía muy claro que, tras pasar por lo que había pasado no pensaba someterse a las órdenes de ningún jefe, así que cogió sus ahorros y montó un restaurante que ya aparece en las mejores guías gourmet nacionales e incluso algunas internacionales.