Emprender por el mundo

7 Febrero, 2017
Emprender por el mundo

Hay miles de circunstancias por las que un restaurante en un país en un fiasco total mientras que en otro es todo un éxito. La cultura gastronómica de cada país es diferente y a veces, un mismo producto gestionado de igual manera puede triunfar en una zona y caer en picado en otra. En Colombia, uno de los dulces favoritos de los niños, con las hormigas culonas y aquí, nada más verlas, a más de uno nos producirían arcadas. Por eso hay miles de empresarios que deciden levantar un restaurante o exportar su idea fuera de nuestras fronteras, con la esperanza de que lo “exótico” de nuestra comida o la marca “made in Spain” les hagan triunfar en países como Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido e incluso en la India o China.

Las tapas es algo que casi siempre aporta un extra a nuestros establecimientos hosteleros pero lo es más aún cuando exportamos el concepto “caña y tapa” tan típico de Granada. No es habitual que en otros países se ofrezca algo de comida al comprar una bebida. Si bien en Italia está muy de moda el “bufet” donde por el precio de una bebida (que nunca baja de los 8 euros) puedes comer todo lo que quieras, eso no tiene nada que ver con la idea que tenemos aquí de “una tapa gratis con tu bebida”. En España, por 1,50 o 2 euros nos sirven una caña de cerveza bien fría acompañada de una tapa que, dependiendo de lo generoso que sea el bar, puede ser de mayor o menor tamaño. Una onza de pan con queso por encima, una pequeña tapa de patatas bravas, unas lonchas de jamón e incluso un pequeño pincho moruno o un mini plato de paella pueden ser algunas de esas tapas.

Ahora bien, tampoco hay que perder de vista la posibilidad de ofrecer en nuestro menú platos más elaborados. El gazpacho andaluz es un plato que suele gustar mucho en la mayoría de países y, aunque a priori no lo parezca, la fabada asturiana tiene grandes fans en el extranjero, pero hay mucho más: tortilla de patatas, alioli, cocido, paella de marisco y postres como la crema catalana o el arroz con leche.

Los platos más innovadores y rompedores también están muy de moda, sobre todo a raíz del éxito de chefs españoles como Ferrán Adrià que es tan conocido en Estados Unidos y Europa pero lo importante es ser conocedor de los gustos y de las características de tu cliente potencial porque todo puede ser una cierto o un fiasco dependiendo de ese público.

Algunos consejos

Como primer consejo os recomiendo hacer una buena auditoría dependiendo de lo siguiente:

  • Si tienes claro el menú o el tipo de restaurante que quieres montar realiza un estudio sobre qué países o ciudades extranjeras tienen una población más afín a dicho menú y luego asegúrate de buscar un área comercial de afluencia en esas ciudades que no tenga demasiada competencia española en los alrededores.
  • Si por el contrario lo que tienes claro es la ciudad en la que te quieres ubicar enfoca el estudio hacia el tipo de comida que más éxito tiene en esa zona y elabora una carta acorde a las posibilidades de éxito de los platos españoles en esa zona (si vas a un país árabe elimina el jamón ibérico de tu carta).

Busca una buena financiación que te aporte un colchón de seguridad, sobre todo en los primeros meses de apertura. Cofides es una opción a tener en cuenta pues ofrece mucho crédito en apoyo a la internacionalización de empresas españolas.

Y, por supuesto, haz publicidad, marketing y promociones. Como, por regla general, no se suele tener demasiada información al respecto en países ajenos os recomiendo hacer una buena campaña en Internet porque es un medio que siempre tiene cabida en cualquier zona a nivel mundial. En Bilnea pueden haceros una gran campaña de posicionamiento Seo en Murcia a nivel Internacional a un precio bastante ajustado, pero si preferís optar por agencias publicitarias  del país donde os vais a ubicar tened en cuenta el hándicap del idioma y pensad que sería muy interesante tener una web en versión española y otra en versión inglesa/francesa/alemana o en el idioma oficial del país en cuestión.