Delicatessen de Barcelona

2 octubre, 2017
Delicatessen de Barcelona

Barcelona es una ciudad donde multitud de personas la visitan, no solo por motivos turísticos. El llamado turismo de negocios también existe. A la hora de hospedarte, en Barcelona hay muy buena oferta. Uno de esos exponentes es el Hotel Boria, un cinco estrellas de magnífico nivel y excelentemente bien situado que cuenta con un restaurante gourmet de lo más recomendable. Su postre estrella, como no, la crema catalana. Pero hay mucho más que paladear en la ciudad condal, vamos  a verlo…

La riqueza gastronómica de Barcelona

Vamos a contaros algunos de los manjares para que cuando vayáis a Barcelona podáis probar sus mejores platos:

Las verduras que no falten

Como es típica comida mediterránea, suelen predominar las verduras, frutas y hortalizas. La exqueixada de bacallà se realiza con bacalao crudo, tomate, cebolla, pimiento y aceitunas con un aliño consistente en aceite de oliva con sal y vinagre.

La escalivada es una ensalada que realizan con cebolla, berenjena y pimientos asados, En elc aso de la xamfaina se hace con berenjena, calabacín, ajo y cebolla. Terminamos con los calçots que son unas cebolletas alargadas mojadas en salsa de romesco.

Grandes carnes y pescados

Los platos de carne vienen de la famosa matanza del cerdo. Destacan “les galtes al forn” también llamada carrillada del cerdo al horno. Una sopa muy alabada es L’escuella amb carn d’olla, que es la sopa más tipìca catalana.

La capital catalana también cuenta, como todo Cataluña, con gran cantidad de embutidos, como el Bull blanco y negro, la butifarra, el jamón serrano, el fuet o la secallona, que se hace con carne de cerdo, sal y pimienta. Añadimos también el paté del Penedés.

En cuanto al pescado y marisco, son bastante consumidos, cocinándose de diferentes formas, desde al horno, a la plancha, pasando por el suguet de pescado.

Postres más famosos

Como no, estando en Cataluña, destacamos la tan famosa, crema catalana. Además de esta, el mató es un queso fresco que se suele hacer hirvierndo leche de vaca, cabra u oveja y cortándola con zumo de limón o cuajo. Es un queso muy rico al que se le acompaña con miel y nueces.

Merece la pena hablar de los panellets, que son unos dulces que se hacen con almendras y piñones, realizándose para la castanyada, la cual proviene del siglo XVIII, donde crearon una comida de gran alimento para aguantar la vigilia que solía guardarse antes de Todos los Santos.

En cuanto al vino, la ciudad condal tiene una tradición de vinos extensa. Destacan los famosos vinos del Penedés, que tiene denominación de origen, el famoso Priorat, Alella o el de Perelada.  A pesar de esto, los más importantes son los vinos espumosos y el tradicional cava que suelen acompañar a la paella, por ejemplo.

Como habéis podido ver, la comida en Barcelona tiene grandes atractivos, por lo que ya que estás en la ciudad, conviene disfrutar lo máximo posible de todos los atractivos que tiene. Lo mejor es sin duda la gran variedad de comidas que uno puede degustar y sus ingredientes.

Así que ya sabes, si vienes, disfruta y prueba cuanto más mejor.